Introducción

En España se encuentran castaños en cinco áreas siendo la más compacta e importante la que sigue la costa atlántica del norte de la península. En el centro-oeste de la Meseta Ibérica también existen castaños aunque su dispersión es mucho más notable. El extremo sur de la distribución Peninsular se encuentra en las sierras Béticas, mientras que las Islas Canarias representan el punto más meridional de la distribución. En el noreste peninsular la especie se concentra en las cordilleras costeras de Cataluña. (Figura 1). Estas cordilleras, conocidas como el Sistema Mediterráneo Catalán, contienen dos núcleos poblacionales principales de castaños, el primero en la Sierra de Prades (Tarragona) y el segundo repartido principalmente entre el Montseny, les Guilleries y Collsacabra (Barcelona y Girona). Las poblaciones más septentrionales de la Catalunya más húmeda presentan buenas condiciones para ser aprovechadas como madera estructural. En la actualidad se calcula que existen unas 27.800 ha de castañares en el norte del Sistema Mediterráneo Catalán.

REGIONES DE PROCEDENCIA DE Castanea sativa Mill. INCAFUST

La madera de castaño se ha utilizado exitosamente desde antaño con finalidades estructurales, pero los conocimientos tradicionales acumulados no son suficientes para justificar los cálculos resistentes de acuerdo a las normas actuales, siendo necesario realizar su caracterización resistente. Estos procedimientos tienen como objetivo determinar las propiedades resistentes de la madera estructural de una especie botánica para una procedencia específica y relacionarlas con su calidad visual o características físicas.

Para ello es necesario definir criterios de clasificación visual que consigan ponderar la cantidad de rechazo generado y la clase resistente resultante. Hay que tener en cuenta que, para una especie y procedencia determinada, criterios de calidad muy estrictos generaran gran cantidad de rechazo y clases resistentes muy elevadas, mientras que criterios muy permisivos con los defectos obtienen poco rechazo pero clases resistentes muy bajas. En el instituto se han desarrollado criterios de calidad visual equilibrados para la madera estructural de castaño del Sistema Mediterráneo Catalán.

Metodología

Se seleccionaron árboles de tres fincas de castañares monoespecíficos del macizo del Montseny y del macizo de las Guilleries: La Rocassa (Espinelves; Guilleries), Can Prat (Gualba; Montseny) y Can Planes (Fogars de Montclús; Montseny). Fueron descartados los árboles que presentaban calidad insuficiente para uso estructural, rechazando árboles torcidos, con grandes ramas, y todos aquellos que presentaban un estado sanitario deficiente. En cualquier caso se escogieron fustes rectos para minimizar la posible presencia de madera de tracción.

Tal como está establecido en la normativa sobre madera estructural, para determinar las propiedades físicas y mecánicas de una especie, es necesario determinar la resistencia a flexión axial (MOR), el módulo de elasticidad global en flexión (MOE), y la densidad. Además, también debe controlarse la humedad para corregir los valores obtenidos. Para ello, deben ensayarse a flexión estática los elementos estructurales según las especificaciones de la norma UNE-EN 408:2011+A1 (2012):

  • El MOR y el MOE se determinaron simultáneamente, y mediante un único ciclo de ensayo. Para ello, debieron conjugarse las velocidades de carga especificadas para determinar ambos módulos. Los datos se obtuvieron a partir de la curva continua carga/deformación proporcionada por el pórtico de ensayo. En todos los casos, la distancia entre apoyos fue dieciocho veces el canto y los esfuerzos se aplicaron en los tercios de la luz.
  • La densidad se calculó midiendo y pesando una rebanada de sección entera extraída lo más cerca posible del punto de rotura.
  • La humedad se obtuvo a partir de la misma rebanada utilizada para calcular la densidad. El secado se llevó a cabo según el procedimiento descrito en la norma UNE-EN 13183-1 (2002).

A continuación, a partir de la descripción inicial y de las propiedades físicas y resistentes de cada uno de los elementos estructurales, se ajustaron por iteración los criterios de clasificación hasta definir una propuesta de clases visuales con el objetivo de minimizar la cantidad de madera no comercializable y maximizar la clase resistente. Finalmente, a partir de las vigas de calidad estructural pertenecientes a los cuatro lotes, se calcularon los valores característicos de la muestra según el procedimiento descrito en la norma UNE-EN 384 (2010) y se asignó la clase resistente a la especie de acuerdo a la norma UNE-EN 338 (2010). Complementariamente, se analizaron mediante estadística descriptiva los resultados experimentales para controlar la estructura y robustez de los datos.

Resultados

Tabla 1. Especificaciones para la clasificación visual de  piezas de sección rectangular de madera de castaño del Sistema Mediterráneo Catalán
Tabla 1. Especificaciones para la clasificación visual de
piezas de sección rectangular de madera de castaño del Sistema Mediterráneo Catalán
Tabla 2. Valores característicos de la madera de castaño del  Sistema Mediterráneo Catalán y asignación de la clase resistente
Tabla 2. Valores característicos de la madera de castaño del
Sistema Mediterráneo Catalán y asignación de la clase resistente

Conclusiones

La definición de las clases resistentes está mejor adaptada a especies mucho más pesadas que las frondosas boreales ligeras. La norma UNE-EN 338 (2010) penaliza la madera de castaño por su ligereza, asignando una clase resistente D24 si se clasifica visualmente con los criterios propuestos. Por tanto, es un material estructural muy rígido, resistente y ligero.Por ello, teniendo en cuenta que la madera es un material estructural que destaca sobre el resto por ser liviano y resistente, esta limitación en la asignación de clase resistente resulta contradictoria.

La madera de castaño seca muy lentamente, hecho que se manifiesta claramente en maderas de gran sección. Además, la humedad influye de forma significativa en las propiedades físicas y mecánicas de los elementos estructurales.

 

Resumen del artículo “Clasificación visual de la madera estructural de Castanea sativa del Sistema Mediterráneo Catalán” presentado en 6º Congreso Forestal Español. Autores: Vilches, M. i Correal, E., investigadores de INCAFUST. Y Iglesias, C. profesora de la UdL.

Deixa un comentari